Background

Cariló

Perfecta articulación entre naturaleza y urbanismo, la ciudad de Cariló se alza al sureste de la provincia de Buenos Aires, en el partido de Pinamar, cautivando al turismo con su oferta de playas y balnearios enmarcados por paisajes de incomparable belleza. Tranquilidad, adrenalina, renovación, disfrute y diversión, todo es posible en esta localidad de la Costa Atlántica.

Cariló es un bosque inmenso encerrando un pueblo de hermosura y estilo únicos; y es un centro turístico veraniego de exclusividad. Cuenta con una amplia oferta de Hoteles, Hosterías, Apart Hoteles, Resorts & Spa, Tiempo Compartido, en su gran mayoría cercanos a la playa o con vista a ella; así como con una cartelera plena de sitios fascinantes por recorrer y magníficas actividades por realizar.

Dueña de amplias playas, Cariló sólo cuenta con tres balnearios y un parador, conservando de esta manera el aspecto salvaje y virgen de sus médanos, bosques y mar. Mientras en la ciudad, su diseño urbanístico se armoniza con la naturaleza en un constante intento por engalanar la apariencia de este lugar mágico desde sus orígenes.

Atractivos de Cariló Más que destino perfecto para los turistas exigentes, Cariló se brinda propicia para la práctica diurna y nocturna de diversos deportes náuticos y playeros, cabalgatas, y travesías en cuatriciclo. Participación en eventos artísticos y culturales; relax y deleite en los múltiples restaurantes y bares que se extienden por la ciudad; o un espectacular paseo de compras por los diferentes Paseos y Galerías del Centro Comercial; constituyen sólo una parte de la encantadora propuesta carilense.

En las afueras, encantadoras estancias campestres cautivan a los veraneantes de Cariló, situada a escasa distancia del Partido rural General Madariaga, con la serenidad de su entorno, sus delicias criollas, sus actividades y alojamiento. También una inmensa laguna bonaerense, La Salada Grande, invita a distanciarse del núcleo urbano para sumergirse en un ambiente natural y lanzarse en la pesca deportiva.
Y si todo lo anterior ya era extraordinario, villas balnearias como la ensoñada Valeria del Mar y la antigua y residencial Ostende, suman sus playas paradisíacas, sus espacios deportivos y sus deslumbrantes paisajes a la propuesta turística de Cariló, constituyendo así una opción irresistible que nadie querrá dejar de conocer y vivenciar.

Historia
 La historia de esta región costera de Buenos Aires comenzaría por el año 1835, momento en que Don Félix de Álzaga recibe estos terrenos de Juan Manuel de Rosas, por haber sido jefe del Regimiento “El Restaurador”. A su muerte, las tierras serían heredadas por Martín de Álzaga, esposo de la joven Felicitas Guerrero. Pero tras la muerte de ambos y la inexistencia de descendientes, la fortuna pasaría a manos del matrimonio Guerrero, hasta que su muerte distribuiría la herencia entre sus siete hijos.

Pasarían los años hasta que, desde la lejana Bélgica, llegarían a estas costas Fernando Robette y Agustín Poli, decididos a crear un balneario atlántico y apoyados por inversores de su país. Un entorno de médanos, semejante al paisaje del balneario europeo conocido como Ostende, daría origen en tierras de Manuel Guerrero  al nuevo Ostende, fundado por los dos belgas y el francés José Bourel. No obstante, la Primer Guerra Mundial obstaculizaría el magnífico inicio, quedando solos en el proyecto Bourel y el arquitecto francés Huguier, quien hará resurgir las esperanzas turísticas de la zona con la construcción del Atlantic City Club.

En 1930, la revolución que derroca al presidente Irigoyen aplastaría nuevamente el proyecto Ostende. Sin embargo, de este sueño truncado surgiría la planificación de Pinamar. Un nuevo emprendimiento, con nuevos protagonistas: Valeria Guerrero Cárdenas, quien solicita la forestación de sus campos situados sobre la costa; y el arquitecto Jorge Bunge, contratado por ésta como encargado de la tarea. La forestación comenzaría en 1941 con fijación de médanos, y en 1942 ya se llevaría adelante la construcción de un prestigioso hotel y varias casas particulares de veraneo que darían vida a la región. En pleno desarrollo, en febrero de 1943 quedaría inaugurada Pinamar como localidad balnearia y turística.

Valeria Guerrero, hecha a un lado del glorioso proyecto, decide crear un balneario propio en los campos del litoral atlántico que aún le quedaban. Así, entre 1946 y 1947 inicia la forestación y loteo de lo que más tarde se convertiría en la localidad de Valeria del Mar.
Las localidades de Montecarlo, Ostende, Mar de Ostende, Pinamar, Valeria del Mar y Cariló conformarían el Municipio Urbano de Pinamar, creado por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires en julio de 1978.

Más Costa Atlántica
MAR DEL PLATA
Villa Gessel
Miramar
Pinamar
Mar de Ajó
Cariló
San Bernardo
San Clemente del Tuyú
Santa Teresita

Categories: , Publicar en Facebook

Leave a Reply

Todo lo que puedas aportar para mejorar este Blog será bienvenido. Opiniones, Historias, Fotos, etc. Puedes hacerlo también a mi e-mail: charlesfrancis1953@hotmail.com
Por todo; Gracias.-
Carlos

Hola, Bienvenido a mi blog!

Puedes seguirnos en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibe en tu correo las últimas noticias del blog. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.